Las redes wifi públicas y los peligros que esconden

peligro de las redes wifi públicas

Las redes wifi ya hace tiempo que no se rigen únicamente al hogar, sino que -actualmente- casi todos los negocios (más comúnmente en establecimientos en los que vamos a pasar un cierto tiempo: bares, cafeterías, hoteles…) ponen a disposición de sus clientes una red wifi gratuita para que estos se sientan aún más cómodos.

No obstante, debemos tener en cuenta que las redes wifi públicas son redes wifi no seguras, es decir, que son consideradas de alto riesgo y no debemos subestimarlas cuando hablamos de ciberseguridad.

Algunos de estos riesgos cibernéticos son:

  • Snooping de la red. A través del uso de herramientas de hacking, el ciberdelincuente puede monitorizar el tráfico saliente y entrante a través de la red wifi y durante todo el tiempo que tú estés conectado a ella. Es decir, el atacante podrá ver todo lo que envías, escribes o haces mientras estas conectado a la red.
  • Inyección o distribución de malware. Es una vía muy común de ataque que consiste en que los hacker utilizan la red wifi para acceder a tu dispositivo e insertan un software de espionaje o un malware sin que te des cuenta. Una vez este instalado, el hacker podrá ver y manipular tu tráfico web, tu información personal, etc.
  • Ataques de intermediario. Para realizar este tipo de ataque, los hacker aprovechan la poca seguridad que tienen las redes wifi públicas y se colocan entre tu y la red, lo que le permite acceder a todo tu tráfico web e, incluso, manipular paquetes de información para conseguir acceder a su dispositivo e instalar un malware o spyware (como hemos visto previamente).
  • Hotspots wifi peligrosos o puntos de acceso maliciosos. Estos puntos están configurados para engañar al usuario y que se conecte a ellos en lugar de hacerlo a la red wifi original. Para ello, los hackers suelen poner a estos puntos maliciosos el mismo nombre de la red wifi de la cafetería, hotel, bar…

Todos estos ataques hacen referencia a ataques cibernéticosman in the middle”, ya que para perpetrarlos es necesario que el hacker acceda a la red wifi pública.