Gispert, S.A., fundada por D. Rafael Gispert Díaz en 1929, comenzó con la comercialización de máquinas registradoras. En aquel momento la marca Krupp era su principal oferta.